La Ley de Atracción No Funciona Como Le Han Dicho

La Ley de Atracción No Funciona Como Le Han Dicho

Cuando alguien se propone utilizar la ley de atracción para cambiar su vida, seguramente se trata de alguien que ha visto la película sobre El Secreto y La Ley de Atracción, o ha leído algún libro al respecto.

Lamentablemente la experiencia de la gran mayoría de quienes se han embarcado en dicha empresa, es que los fantásticos resultados que son mencionados en la película y la mayor parte de los libros que hablan del tema, no pueden ser logrados.

Y el motivo por el cual no se pueden lograr semejantes resultados es porque en realidad se ha buscado presentar el tema simplificado hasta tal punto, que nos han mostrado el resultado final, sin detenerse a mencionar cuáles son los pasos necesarios que se requieren para llegar allí.

Esto es algo así como si yo le dijera: Si usted mezcla harina, huevo y azúcar, podrá hacer una torta así de rica, y le muestro una bella foto de una torta. Pero la verdad es que no importa cuán bella sea la foto, si no le explico en qué proporción y cómo se usan los ingredientes, usted solo logrará la torta por milagro.

Pero como la torta se ve sumamente deseable, han sido millones los que sin saber cómo hacerlo han intentado crearla, y han creído que con ciertas frases mágicas como “yo creo en el poder de la ley de atracción” o “yo soy una persona sumamente positiva” o “yo sé que me merezco lo que estoy buscando, y por eso El Universo me lo va a dar” era suficiente para logra el resultado buscado. Lamento que no sea así de fácil pues sería realmente muy lindo que lo fuera.

¿Pero por qué no pasa nada si estoy siendo positivo y estoy esperando que la ley de atracción me traiga lo que deseo? Porque la ley de atracción no funciona así.

Para que la ley de atracción realmente pueda proporcionarnos lo que deseamos, es necesario tomar en consideración varias cosas:

1) Que el ser humano piensa lo que desea con dos mentes diferentes: la mente consciente y la mente subconsciente
2) Que dichas mentes funcionan en una forma totalmente independiente una de la otra, llegando al punto de que una puede desear algo y la otra desear lo contrario
3) Que la mente subconsciente tiene 9 veces más fuerza que la mente consciente, y por lo tanto si yo por ejemplo me propongo: “quiero ser más rico” y mi mente subconsciente piensa que ser más rico no es algo que me convenga, por más que haga nunca lo voy a lograr pues yo mismo, desde mi mente subconsciente, me encargaré de sabotear todos mis propios esfuerzos en tal dirección
4) Que para poder controlar a la mente subconsciente es necesario ser capaz de controlar nuestros niveles mentales profundos: los niveles Alpha y Theta
5) Que para poder utilizar y controlar esos niveles mentales, necesito que algún maestro me enseñe a hacerlo, pues aunque cualquier ser humano puede producir frecuencias cerebrales Alpha o Theta, las persona no entrenadas, cuando comienzan a producir esas frecuencia, se quedan dormidas
6) Que a la ley de atracción no le interesa en absoluto qué es lo que yo QUIERO lograr, sino que solo funciona motivada por aquello que yo CREO que voy a lograr
7) Etc.

Es decir que la ley de atracción es algo maravilloso que realmente puede transformar y de hecho transforma la vida de todo el mundo, aún cuando nunca hayamos oído hablar de ella ni tengamos la más mínima idea de cómo utilizarla a favor nuestro, pero que no se trata de pensamiento positivo o de recursos mágicos, sino que es necesario abordarla con el adecuado nivel de conocimiento y seriedad, para que termine siendo ese aliado tan fantástico como nos han prometido.

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

El Dr. Bonomi es el mayor autor de libros, dvd y cd de autoayuda en habla hispana y el primero en escribir acerca de El Secreto y La Ley de Atracción. Usted puede pedir informes gratis aquí: http://www.drbonomi.com